Si eres de los que creen que limpiar la casa es pasar el polvo y barrer los suelos, es el momento de coger el toro por los cuernos y hacerse a la idea de que esos lugares malditos que hay en todas las casas, como la alfombra llena de manchas, los rincones inaccesibles debajo de la cama, o el servicio, también hay que limpiarlos.

La web RealSimple ha consultado a varios expertos en limpieza que nos explican cómo limpiar los lugares más complicados de la casa.

No es una actividad agradable, pero hay que hacerla. Si seguimos los consejos de los profesionales, terminaremos antes y la limpieza será más duradera.

La cocina y los fuegos

La grasa y los restos de comida incrutados en los fuegos, si aún no tienes vitrocerámica, es una de las mayores pesadillas a la hora de limpiar la casa.

Si la suciedad está aún caliente los expertos recomiendan usar agua caliente con jabón y un paño de microfibras, que absorbe bien la grasa.

Si la suciedad está incrustada hay que mojar la zona con una esponja y usar un desengrasador, que debe actuar durante varios minutos, para reducir la adherencia de la suciedad.

Lectura recomendada :  ¿Cómo limpiar las marcas de vasos en los muebles de madera?

Cristales perfectos

Seguro que más de una vez, al limpiar los cristales, te han quedado chorreteras, o rastros de papel o pelusa. Esto se debe a dos errores que la mayoría cometemos al limpiar los cristales: usar mucho producto, y un trapo que deja residuos. Cuando se limpian los cristales hay que usar poco producto, y un trapo con microfibras, que no deja rastro. No es necesario comprar un limpiador específico. Basta con mezclar una parte de agua y otra de vinagre a partes iguales.

 

Lavavajillas con olores

Limpiar la casa

Si el lavavajillas desprende olores, incluso cuando está vacío, es porque hay restos de comida incrustados en algún sitio. Conviene eliminar los restos de los platos antes de meterlos en el lavavajillas.

Para quitar el olor hay que hace un ciclo de lavado. Con el lavavajillas vacío, debemos completar un ciclo a temperatura alta con algún tipo de producto para limpiar el lavavajillas. También se puede usar un poco de vinagre blanco, o un cuenco de limones cortados a trozos y sumergidos en agua. Si los bordes de la máquina están muy sucios, se pueden rociar con bicarbonato sódico antes de lavar.

Limpiar debajo de la cama

¿No te apetece arrodillarte bajo la cama, o los brazos no llegan a todos los rincones? Lo más práctico es una mopa para el polvo con microfibras. Puedes fabricarte una atando un trapo de microfibras alrededor de la escoba, con gomas elásticas.

Lectura recomendada :  Cinco plantas de interior para purificar el aire de tu casa

Alfombra con manchas

Limpiar la casa

Si cae comida grasienta a la alfombra, el mayor error que podemos hacer es frotar para limpiarla. Se extenderá más. Si se cae un plato de espaguetis o una pizza con queso fundido a la alfombra, recogemos la comida sin frontar, y ponemos una toalla blanca encima, para que absorba la grasa. Debemos usar un producto antimanchas certificado para alfombras, que hay que echar y dejar secar. Si no tenemos uno a mano, un remedio casero es mezclar una cucharadita de detergente de lavavajillas, dos cucharadas de vinagre blanco, y una taza de agua. Hay que derramarlo encima de la mancha y dejar secar.

Salpicaduras en el microondas

A todos nos ha pasado alguna vez. Nos hemos pasado programando el microondas, y en un descuido la comida ha explotado y ha manchado todo el exterior.

Los expertos recomiendan poner un vaso lleno de agua (puede contener trozos de limón) y activar el microondas durante dos o tres minutos. Dejarlo reposar dos o tres minutos para que el vapor desincruste las salpicaduras de comida. Depués limpiar con un trapo de microfibras y agua caliente con jabón.

El temido váter

Limpiar la casa

Es uno de los lugares más complicados de la casa para limpiar. Un buen truco de limpieza es echar media taza de vinagre blanco tanto en la taza como en el interior de la cisterna, y dejar actuar unos minutos. Después limpiar con un producto de limpieza y un cepillo de frotar. Para reducir la aparición de suciedad e incrustaciones conviene usar algún producto de los que se introducen en la cisterna y limpian desde dentro.

Lectura recomendada :  Cómo eliminar el sarro del baño de manera natural

Las cortinas de ducha

Mucha gente las tira y pone unas nuevas cuando se ensucian mucho, pero la mayoría de las cortinas de ducha se pueden lavar. Si tienes una lavadora de calidad puedes meterlas en el tambor con agua y dos tazas de lejía. Lo dejas una hora, y activas un ciclo de lavado.

Hemos visto cómo limpiar los lugares más complicados de la casa. Es más sencillo de lo que parece, y al usar métodos profesionales permanecerán más tiempo limpios. ¡Manos a la obra!