Inicio Sexualidad Amor imposible: por qué nos enamoramos de alguien con quien nunca podremos estar